¿Cómo proteger a mi bebé del sol?

La delicada piel de tu bebé merece todo el cuidado necesario, en especial porque los daños producidos por la exposición al sol son acumulativos, es decir, pueden aumentar el riesgo de enfermedades, como el cáncer de piel, desde la infancia. Asimismo, la exposición prematura o sin protección también les puede provocar manchas o lunares a futuro. Ten en consideración que tu bebé puede sufrir daños en la piel no solamente durante el verano y la playa, sino que en cualquier instancia que esté expuesto a los rayos UV. Por suerte, hay productos apropiados y algunos consejos clave para que puedes proteger a tu bebé del sol de la forma más efectiva. 1. Recuerda que su piel es mucho más delicada que la tuya, incluso cinco veces más fina, según expertos. 2. Entre las 10 y las 17 hrs. Es cuando los rayos solares son más dañinos. Si vas a salir a pasear con él, hazlo durante la tarde y ponle un sombrero que le sombree el rostro. 3. Cubre su cuerpo. Prefiere mangas y pantalones largos, ojalá tejidos, que puedan protegerlo más de los rayos UV. Es posible que los colores oscuros ofrezcan más protección que los claros. No es recomendable que los bebés menores de seis meses usen pantalla solar, por lo que cubrirlo adecuadamente es muy importante. 4. Usa una pantalla solar de amplio espectro cada vez que salga a la intemperie. Asesórate con tu pediatra sobre cuál producto es el más recomendado para la piel de tu hijo/a. Destacado: 6 meses es la mínima edad que recomiendan los pediatras antes de poder utilizar una pantalla solar.
Scroll al inicio